LOGOTIPO-CSF-BLANCO

La cirugía estética de ojos, la que más viene creciendo en España

La apariencia siempre es algo que se ha valorado mucho en casi todas las sociedades que pueblan el planeta. Y no es de extrañar. Al igual que nosotros podemos considerar que la apariencia de una persona es mejor que la de otra, hay alguien que valorará la nuestra y que la pondrá por encima o por debajo que la de otra persona.

La apariencia siempre es algo que se ha valorado mucho en casi todas las sociedades que pueblan el planeta. Y no es de extrañar. Al igual que nosotros podemos considerar que la apariencia de una persona es mejor que la de otra, hay alguien que valorará la nuestra y que la pondrá por encima o por debajo que la de otra persona. Por tanto, debemos cuidar de ella y poner en liza todos los recursos que tengamos a nuestra disposición para conseguir mejorarla y, de ese modo, obtener beneficios de diversos tipos.

Podemos apostar por mejorar nuestra apariencia de muchas maneras. Hay personas que lo hacen con bienes materiales, con coches o casas, por ejemplo. Otras, apuestan por maneras de decorar su propio cuerpo, como es el caso de la moda. Otra de las opciones, sin embargo, puede ser la de moldear nuestro propio cuerpo con ajustes no solo de los complementos que usamos para que parezca más bonito, sino del propio cuerpo en sí, con operaciones estéticas que nos permitan cambiar algo que no nos gusta por otra cosa que entendamos que sí nos va a proporcionar esa imagen que queramos desarrollar.

Esas operaciones estéticas están a la orden del día y afectan a diversas partes de nuestro cuerpo. La gente vive obsesionada en muchas ocasiones con todo lo que tiene que ver con su pecho o con el trasero, pero hay muchas zonas del cuerpo humano que pueden proporcionar un cambio de imagen que podamos catalogar como espectacular. Una de esas zonas es la de los ojos. No hay parte del cuerpo que hable más de nosotros y de nosotras que los ojos y todos los elementos que les rodean. Por eso, no solo hay que cuidar de su salud, sino también de su apariencia. No hacerlo es un error.

En un reportaje publicado en la página web vice.com se comenta cómo la cirugía de párpados se ha convertido en algo casi obligatorio para una buena cantidad de jóvenes coreanos. En el cuerpo de la información se desvela que es precisamente esa gran importancia que se le otorga a la apariencia la que ha conducido a muchas de estas personas a someterse a algún tratamiento para la mejora de los párpados y, de ese modo, conseguir ventajas como lo es hacerse con un puesto de trabajo de calidad, que no es moco de pavo precisamente.

En Europa, la cirugía estética de ojos viene convirtiéndose en una de las ciencias que más impacto están generando entre aquellas personas que desean cambiar la apariencia de su cuerpo. Nos hemos empezado a dar cuenta de que los ojos tienen un papel relevante en lo que está relacionado con nuestra imagen y procuramos obtener la máxima rentabilidad de ellos. Así nos lo han hecho saber desde Estética Ocular, cuyos profesionales también han hecho hincapié en que la seguridad del proceso, como no podía ser de otra manera, está cada vez más valorada por las personas que se someten a él.

Para casi todos los públicos

El único público que no es susceptible de someterse a una cuestión como de la que estamos hablando es el menor de 18 años por razones que están más que claras. Por encima de esa barrera, nos podemos encontrar de todo. Se puede llegar a pensar que son las mujeres las principales interesadas en tratamientos como de los que estamos hablando, pero lo cierto es que no es una realidad ni mucho menos por el hecho de que, en lo que a sexos se refiere, el público está bastante repartido.

En lo que respecta a los diferentes rangos de edad, también hay un reparto más o menos equitativo quitando, como ya hemos comentado, el público menor de 18 años. Cierto es que hay muchos jóvenes (mayores de edad) que, conscientes de la importancia que tiene la apariencia, apuestan por tratamientos como estos. Sin embargo, también hay gente de mediana edad e incluso ancianos y ancianas que saben que pueden conseguir una ventaja de aspectos como lo son sus ojos y que quieren probar algo relacionado con la cirugía estética de ojos para ver reflejados esos cambios. A nadie debería resultarle extraño porque nunca es demasiado tarde para sentirse bien con el cuerpo de uno o una misma.

Todas las previsiones apuntan a que serán muchas más las personas que se decanten por tratamientos derivados de la cirugía estética de ojos a la hora de acometer algún cambio en su cuerpo. Es una tendencia que ya es habitual en Asia y que terminará llegando, todavía con más fuerza de la que ya tiene, a Europa. Y lo hará pronto, según vienen comentando los expertos en la materia en los últimos tiempos.