LOGOTIPO-CSF-BLANCO

¿Cómo el tantra puede ayudarte a mejor tu vida sexual?

El sexo y todo lo relacionado a él siempre ha sido muy tabú entre las sociedades, sobre todo cuando se trata de hablar de limitaciones y traumas en relación a esta práctica, por eso son muchas las personas que no tiene  relaciones sexuales tan plenas y sanas como desearían pero no se atreven a hablar y buscar ayuda en pro de sanar.

El sexo y todo lo relacionado a él siempre ha sido muy tabú entre las sociedades, sobre todo cuando se trata de hablar de limitaciones y traumas en relación a esta práctica, por eso son muchas las personas que no tiene  relaciones sexuales tan plenas y sanas como desearían pero no se atreven a hablar y buscar ayuda en pro de sanar.

No obstante, se pierden de que existen cientos de terapias y herramientas que le ayudarían a encontrar le origen del problema, vencerlo y comenzar a tener una práctica sexual plena, satisfactoria, llena de pasión, confianza en si mismos y su pareja y que los conecte con su interior y el de la persona que está con ellos.

Una de estas herramientas es el tantra, que busca evaluar la realidad emocional y sentimental de la persona, además de su condición física a través del estudio de los chakras o centros de energía. De hecho, este último justamente es el más importante para esta terapia y que es el que permite, por medio del trabajo de estos puntos de energía distribuidos a lo largo de nuestro cuerpo, lograr los objetivos planteados. Así, no solo se trata de aplicar unos masajes cualquieras, sino de unos con ciertos fines específicos de mejora sexual y emocional.

Así, el encargado de aplicar la terapia debe saber que tipo de masajes y en que puntos de energía realizarlos, como parte de un proceso de sanación completo, que a veces debe comenzar por el desbloqueo de la emociones y la expresión de las mismas hasta llegar por fin a los puntos que permitan estimular el deseo y la entrega sexual.

Mientras que, por su parte, el paciente debe tomar parte activa del proceso, sabiendo que es pieza clave del éxito del tratamiento, ya que encontrar la sanación es un trabajo que es solo de nosotros y aunque podamos recibir ayuda y guía, nadie puede hacerlo en nuestro lugar.

Incluso, el tantra no solo ayuda a los individuos, sino también a las parejas que están teniendo problemas sexuales entre ellos y que podría venir desencadenado por situaciones propias de su interacción como pareja, permitiéndoles trabajar en conjunto para alcanzar el conocimiento individual y mutuo y el respeto y la confianza para volver a establecer una vida sexual sana.

Las diferentes técnicas tántricas

Maite Domenech experta en la terapia tántrica nos explica algunas de las técnicas de las que se vale para ayudar a  sanar  los pacientes:

  • Masaje emocional hindú. Es un tipo de masaje que se le aplica al paciente mientras este está completamente desnudo y que se diferencia de un mansaje tradicional porque este busca alinear el ying y el yang que recorre nuestro cuerpo. Esto se traduce en que las emociones podrán fluir con libertad por el cuerpo del paciente, permitiendo explorarlas, identificarlas, conocerlas y vivirlas guiándonos hacia los diferentes traumas que hay que atacar.
  • Masaje tántrico para los chakras. Este masaje se suele combinar con el masaje emocional Hindú o masaje tantra y se trata de colocar unas gems en cada uno de los diferentes centros energéticos a lo largo del cuerpo con el objetivo de equilibrar los chakras.
  • Masaje tantra. El objetivo de este masaje es ayudar a la persona a utilizar su energía creativa (Kundalini), de forma consciente, y en combinación de los Mandalas, las meditaciones, el yoga sexual y las danzas tántricas. Aquí, el que aplica la terapia debe saber que solo se puede pasar a este tipo de masaje cuando todos los hakras en el cuerpo están verdaderamente abiertos de forma que se consiga la sanación anhelada, y no un efecto contrario, de crear más conflictos emocionales. Además que casi no lo aplica de la forma adecuada puede hacer que el paciente cree sentimientos de apego hacia este.

El masaje tántrico

De todas estas técnicas, debemos hablar a profundidad es del masaje tántrico, el cual puede ser de dos formas:

  • El masaje tántrico con fines terapéuticos.
  • El masaje tántrico en pareja que se utiliza para mejorar la relación sexual.

Este último sería el que nos compete en este tipo de terapia ya que será el que nos permita penetrar en la coraza corporal que el cuerpo ha ido formando para defenderse de los sentimientos negativos productos del trauma y llegar hasta el fondo de le parea hacer el trabajo necesario para sanar las heridas.

Para sanar as heridas tenemos que dedicarnos a trabajar en el área genital. Peor no se trata de unas simples caricias buscando despertar el deseo, sino de reflexionar profundamente sobre la reacción y el comportamiento del paciente ante el contacto físico, por ejemplo demostrando vergüenza, pudor, naturalidad, etc.

Pero, el tantra no solo te ayuda a sanar tus heridas sexuales, también te ayuda a mejorar y propulsar tu vida sexual en pareja aportándote muchos beneficios. De hecho, según el sitio web especializado Tantraway.com, los aportes del tantra a la sexualidad abarcan la “profundización del orgasmo y mayor conocimiento y conexión con el cuerpo”.

Mientras que según el maestro experto en el tantra sexual Munindra:

 “El tantra está de moda porque hay una intuición de que existe algo más en el sexo aparte de pasar un buen rato, y porque la sexualidad en occidente ha sido siempre bastante pobre, a pesar de la revolución sexual.

Trabajando esa energía se puede dirigir hacia la creatividad artística o para recrearse a uno mismo, como el mito del ave fénix, que renace de sus cenizas”.

Y es que lo que sucede muchas veces es que lo que sabemos en verdad del sexo es lo básico, lo instintivo, lo mismo que sabría un mero animal. Así que si nos damos a la tarea de conocer a profundidad esta practica física en pareja y de vivirla de una forma más consciente y más conectada a nuestras respuestas físicas y emocionales ante cada caricia, estaremos abriendo una puerta hacia emociones y sensaciones mucho más profundas durante la practica sexual.

Consejos para mejorar tu vida sexual por medio del tantra

  • Diseña un espacio sagrado: El tantra ve la practica sexual no como algo superficial y ocasional, sino como una entrega sagrada. Por esto, la habitación en la que se vaya a realizar el acto debe ser considerada como un altar. Debe  estar limpia, decorada de manera agradable y acogedora; también puedes encender velas aromáticas y poner algo de música, y de preferencia evita la tecnología.
  • Respira: En la practica del tantra la respiración, en sincronía con la de tu pareja, es un factor clave para lograr la conexión y la entrega anhelada. Esto sucede porque al unir las respiraciones se logra una sincronía entre los dos y se logran coordinar los ritmos biológicos.
  • Mantén los ojos bien abiertos: Contrario a los que mucho podrán pensar, el tantra pide mantener los ojos siempre abiertos durante la práctica sexual, con cada beso y caricia, de forma que puedas establecer con tu pareja esa conexión tan profunda e íntima que solo se logra a través de la mirada.
  • Tómalo con calma: Para ser conscientes de nuestros actos, debemos hacer las cosas despacio. Entonces, deberá haber juego previo (el que puede ser un masaje) y luego ir disfrutando del sexo con paciencia.
  • Dale prioridad a la sensualidad. Hoy en día el sexo está dominado por la industria porno en la que todo gira en torno al placer masculino, se busca a toda costa el orgasmo y la mujer solo es una forma de lograrlo a través de la estimulación completamente sexual y despegada del ser. El tantra por su parte, busca que el acto sea realizado a través de la sensualidad, o en otras palabras, la capacidad de provocar placer por medio de la estimulación sensorial. Por ejemplo, palabras susurradas al oído, jadeos, el contacto con el sudor, la piel suave… La importancia del olor como atractivo casi animal, la luz tenue y apagada de unas velas, miradas cómplices, incluso dejar volar la imaginación y expresar nuestro deseo sin tabúes y sin gestos mecánicos.
  • Se empático y escucha. Otro pilar del tantra es la escucha y el entendimiento de nuestra pareja para darse ambos placer sexual, tomando en cuenta lo que va sintiendo tu pareja, lo que quiere y lo que expresa durante toda la práctica, evitando estar absortos en nuestro propio placer.
  • Sal de la rutina. Todos estos consejos también contarán con el factor de la variedad que aportará estar practicando un sexo diferente, el tántrico. Muchas veces sucede que el principal problema en la conexión sexual de una pareja es haber caído en la rutina y no poder salir de ella. Por eso, al incorporar una forma de hacer el amor diferente y que implique concentración, estar en el momento y una conexión emocional y espiritual más allá del contacto físico, estaremos proporcionándonos un escape de la monotonía que quizá está matando nuestra entrega sexual en pareja poco a poco.
  • De lo bueno poco. Según el pensamiento tántrico, con una eyaculación al mes es más que suficiente, y que se considera que el semen está lleno de mucha energía y esta no debe ser desperdiciada, por lo que si quieres realizar esta practica como se debe, deberás seguir incluso este precepto