LOGOTIPO-CSF-BLANCO

Viviendo con inteligencia emocional

¿Te has preguntado alguna vez qué es ser emocionalmente inteligente? ¿O por qué a veces te sientes abrumado por las emociones sin saber cómo manejarlas? ¡No te preocupes! Estás en el lugar correcto para descubrir las respuestas a estas preguntas y obtener consejos prácticos para comenzar a vivir con inteligencia emocional. 

Vivimos en un mundo caótico y acelerado, por ello, no puedes olvidar un aspecto fundamental en tu vida: la inteligencia emocional. 

A menudo le damos importancia a la inteligencia intelectual y pasamos por alto cómo se manejan las emociones. La forma en que las manejas tienen un papel clave en tu felicidad y éxito. Nunca subestimes el poder de una buena dosis de inteligencia emocional para mejorar tu calidad de vida en todos los aspectos. Esto lo saben bien los terapeutas expertos en salud emocional y neurociencia afectiva de PSICOARMONIAEMOCIONAL, ya que ofrecen terapias online emocionales e integrales con los últimos descubrimientos en el campo de la inteligencia emocional y la neurociencia aplicada a la gestión emocional. 

En este artículo, aprenderás que es la inteligencia emocional y cómo puedes vivir de una manera plena y satisfactoria si cultivas esta habilidad. 

¿Qué significa la inteligencia emocional? 

La inteligencia emocional (IE) te permite gestionar las emociones, comprender a los demás y establecer relaciones interpersonales efectivas. Se ha popularizado por su capacidad para reconocer y gestionar tanto las emociones propias como las ajenas de manera efectiva. 

Según la definición de Daniel Goleman, la IE es una combinación de habilidades, como son: el autoconocimiento, la autorregulación, la empatía, la motivación y las habilidades sociales. 

Pero, ¿qué es la inteligencia emocional? Es la habilidad de usar, entender y administrar tus propias emociones en formas que reduzcan el estrés, ayuden a comunicar de manera efectiva, a empatizar con otras personas, a superar desafíos y aminorar conflictos. 

Se define como un conjunto de habilidades que una persona adquiere por nacimiento, o que, por el contrario, aprende a lo largo de su vida. Entre estas habilidades destacan la empatía, la motivación de uno mismo, el autocontrol, el entusiasmo y el manejo de emociones. 

Después de que Garner desarrollara la Teoría de las Inteligencias Múltiples en la Universidad de Harvard, el concepto de inteligencia emocional se utilizó por primera vez en 1990 con los psicólogos norteamericanos Peter Salovey y John Mayer. Después se trasladó a un libro escrito por Daniel Goleman. 

Este tipo de inteligencia no se trata de alterar la capacidad de generación de emociones con respecto a diferentes estímulos del entorno. Se relaciona más con la relación que una persona tiene frente a ellas, y que son más impactantes que las emociones en sí. 

¿Qué características tienen las personas con alto grado de inteligencia?

  • Las personas con alto grado de inteligencia emocional prestan atención a sus emociones. No solo se limitan a sentirlas, sino que las escuchan y las analizan.
  • Conocer bien cuáles son sus sentimientos y no los reprimen. Son personas sinceras y auténticas, ya que expresan sus sentimientos de forma clara. 
  • Estas personas con inteligencia emocional analizan sus proyectos y sueños. No viven de forma constante en un sueño, sino que razonan lo que sienten y si una meta se puede alcanzar o no. 
  • Mantienen un balance de forma constante en sus acciones. Estas personas saben que todo tiene su lado bueno y malo. Dirigen su atención solo a los temas que pueden solucionar o que son útiles para ellos. 
  • No toman nada de manera personal. Cuando les altera una persona o algo no sale como tenían planeado, analizan en que se han equivocado y cómo mejorar en un futuro. Y por supuesto, no se centran en aquello que no pueden controlar. 
  • Son autocríticos con sus acciones. Estas personas con alto grado de inteligencia emocional no se dejan controlar por las emociones. Por el contrario, ellos controlan lo que deciden hacer con ciertas emociones. También reconocen cuando algo se les fue de las manos. 
  • Intentan ser empáticos. Se fijan en las emociones de otras personas y son empáticos para saber cómo expresan sus emociones. De esta manera, se relacionan mejor con los demás. 
  • Se motivan a sí mismos. Se están motivando de forma continua y se emocionan cuando sucede algo que les gusta o realizan una actividad determinada. No se enfrascan en por qué ya no les motivan cosas antiguas. Por el contrario, buscan renovar su emoción con nuevas experiencias. 

Tipos de inteligencia emocional

Por si no lo sabías, la inteligencia emocional no es una sola, sino que se divide en cinco categorías básicas. Y es que, abarca diferentes tipos y características que definen el coeficiente intelectual de un aspecto de la persona. Los diferentes tipos de inteligencia emocional son: 

  • Empatía. La empatía se basa en entender cómo se sienten los demás y aprender a comunicarse de forma correcta para obtener un objetivo común. Lo cierto es que cada persona reacciona de diferente forma a los estímulos. Esto depende de su experiencia y contexto. 
  • Habilidades sociales. Unas buenas relaciones interpersonales conducen a las personas hacia el éxito debido a que pueden conseguir más cosas con liderazgo, gestión de conflictos, cooperación y trabajo en equipo. 
  • Autoconocimiento. Este tipo de inteligencia emocional consiste en la capacidad de reconocer los sentimientos de uno mismo. También en saber como estos pueden afectar. Por ello, la conciencia emocional y la confianza son clave para su desarrollo. 
  • Motivación. Este tipo de inteligencia emocional se relaciona con tu compromiso para alcanzar los objetivos que te planteas. También en cómo se mantiene el positivismo ante las adversidades y cuál es la iniciativa que tienes para plasmar metas concretas. 
  • Autorregulación. ¿Sabías que las técnicas de autorregulación son esenciales en la inteligencia emocional? El que controles la duración de tus emociones y saber cómo influyen en tus decisiones es crucial para la inteligencia emocional. 

Ejemplos de inteligencia emocional

Terminamos el artículo con varios ejemplos de inteligencia emocional. Son los siguientes: 

  • Una muestra de inteligencia emocional es valorar los triunfos de los demás sin compararte con otras personas.
  • Acaparar los errores que cometes y ser capaz de perdonarte y aprender de lo ocurrido. 
  • No juzgar el hecho de que te encuentres bien o mal, sino verlo como lo que es, emociones transitorias que pasarán con el tiempo. 
  • Analizar las reacciones inmediatas a las emociones, interpretarlas y aprender de cada una de ellas para manejarlas si es necesario.

Después de haber leído este artículo, sabrás si eres una persona con alto grado o no de inteligencia emocional. Recuerda siempre la importancia de vivir con inteligencia emocional: “viviendo con inteligencia emocional”.