LOGOTIPO-CSF-BLANCO

10 mitos sobre alimentación y su explicación

Seguro que en muchas ocasiones has oído que comer melón por la noche es malo o que no se debe beber agua en las comidas. Son mitos sobre la alimentación bastante extendidos. Por eso, en este artículo vamos a hablar de 10 mitos sobre alimentación y vamos a descubrir si son verdad o mentira.

Seguro que en muchas ocasiones has oído que comer melón por la noche es malo o que no se debe beber agua en las comidas. Son mitos sobre la alimentación bastante extendidos. Por eso, en este artículo vamos a hablar de 10 mitos sobre alimentación y vamos a descubrir si son verdad o mentira.

  1. Es bueno saltarse el desayuno

Muchas personas creen que una manera efectiva y saludable de adelgazar es saltarse el desayuno. Sin embargo, puede ser efectivo a corto plazo pero no es beneficioso. Porque al saltarse una de las comidas más importantes del día estás privando al cuerpo de nutrientes necesarios para funcionar y afrontar el día con energía. Además, las calorías que se ingieran por la mañana es normal que se quemen debido a la actividad diaria. Por lo que no es bueno saltarse el desayuno.

  1. Comer por la noche engorda

Otro mito sobre alimentación bastante extendido es que comer por la noche engorda. Y sobre esta afirmación hay verdades y sombras. Y es que más que comer por la noche engorda se podría decir que comer alimentos abundantes en grasas y calóricos puede ayudar a aumentar de peso. Esto se debe a que las calorías que se ingieren por la noche es difícil que se quemen, ya que después de cenar no se suele tener gran actividad. Por ello, se recomienda cenar alimentos saludables, bajos en grasas y livianos para favorecer a la digestión.

  1. No comer gluten ayuda a adelgazar

Las dietas sin gluten se han puesto de moda. Pero son un verdadero peligro, ya que sólo deben evitar el gluten de su alimentación las personas celiacas o intolerantes al gluten. Y es que llevar una dieta libre de gluten es perjudicial para la salud porque se reduce considerablemente la ingesta de fibra, que es beneficiosa porque tiene un efecto protector en la salud cardiovascular, tal y como afirman en el artículo ‘Cómo te puede perjudicar una dieta sin gluten si no eres celíaco’ de La Vanguardia que puedes leer completo pinchando aquí.

  1. Es bueno tomar una copa de vino al día

Seguro que alguna vez has oído que tomar una copa de vino al día es beneficioso para la salud. Pues bien, hay bastante controversia sobre esta afirmación. Porque el consumo de alcohol es perjudicial, pero el vino aporta interesantes beneficios para la salud.

“Tomar vino reduce el estrés, ayuda a prevenir algunas enfermedades cardiacas, ralentiza el envejecimiento y aumenta los niveles de Omega 3. Pero es beneficioso en pequeñas cantidades”, explican desde Bodegas Bocopa, bodegas de vino ubicadas en Alicante.

  1. Todas las grasas son malas

También es un mito común sobre alimentación que todas las grasas son malas. No obstante, hay que diferenciar entre grasas “buenas” y grasas “malas”. Porque las grasas cumplen un rol importante en el organismo porque proporcionan energía y ayudan a reducir el colesterol. Mientras que las grasas “malas” incrementan la producción de colesterol e incrementan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

  1. Hay que evitar el agua en las comidas

Muchas personas dicen que hay que evitar el agua en las comidas, que es mejor tomar agua antes o después. Pero no es malo tomar agua mientras se come. Es más, muchos alimentos producen sed por lo que se debe beber agua para reducir esa sensación. Además, tomar agua genera una sensación de saciedad por lo que puede ser bueno para reducir la ingesta de alimentos. Además, todos sabemos que hay que beber al menos 1 litro y medio de agua al día. Por lo que si bebes agua en las comidas llegarás de manera más fácil a la meta.

  1. El zumo de limón en ayunas quema grasas

Un mito bastante extendido es que tomar zumo de limón en ayunas ayuda a quemar grasas y es beneficioso para adelgazar. Pero este mito para nada es real, ya que el zumo de limón no es capaz de quemar la grasa ni disolverla. Sin embargo, si puede ser beneficioso para otras cuestiones. Por ejemplo, el zumo limón es bueno para resfriados porque contiene una alta cantidad de vitamina C, favorece la digestión, mejora la estética de la piel y puede ayudar a prevenir cálculos renales porque tiene un alto contenido en citratos.

  1. Las dietas milagrosas son efectivas

Existen muchas dietas milagrosas como la dieta de la alcachofa o la de la piña. Son unas dietas que ayudan a perder peso al principio, pero tienen un alto efecto rebote. Además, se reducen muchos nutrientes que son necesarios para un correcto funcionamiento del organismo por lo que muchas personas sienten debilidad mientras siguen ese tipo de alimentación. Así que olvídate de las dietas milagro y apuesta por la combinación de alimentación saludable y la práctica de ejercicio para bajar de peso.

  1. Comer melón por la noche es malo

Seguro que alguna vez has oído a alguien decir que comer melón por la noche es malo. Pues olvídate de esto. Comer melón como cualquier otra fruta es bueno a cualquier hora del día. Además, el melón aporta diferentes beneficios a la salud como ayuda a bajar de peso, previene el envejecimiento de la piel, mejora el tránsito intestinal y fortalece los huesos. Así que si te apetece comer melón para cenar o como postre por la noche no lo dudes y cómelo.

  1. Los productos light son mejores

Y el último mito del que vamos a hablar en este artículo es el de la creencia de que los productos light son mejores. Pues bien, normalmente los alimentos light contienen menos azúcares. Sin embargo, se suelen compensar con otros aditivos que también son perjudiciales. También suelen tener menos calorías, pero esto no significa que tenga una mejor calidad nutricional. Por lo que esta afirmación no es real o depende del propio producto en sí.

Estos son algunos mitos bastante populares sobre alimentación. ¿Habías escuchado todos estos mitos? Si la respuesta es sí esperamos que este artículo os haya servido para conocer la verdad detrás de cada afirmación. Y si no habías escuchado alguna de estas afirmaciones si la escuchas en el futuro podrás demostrar la realidad o mito de esa afirmación.